Bienvenida

Estimados lectores.

Considerando las circunstancias por las que atraviesa nuestro país y la carencia de información pública seria y veraz con la que se abordan las grandes decisiones nacionales, he decidido colaborar con el grano de arena de mi experiencia en diversas actividades de la vida nacional, con mis reflexiones ante los diversos eventos que marcan o pretenden marcar el devenir de nuestra sociedad, ya que el silencio es, según mi leal saber y entender, el mayor pecado de los pusilánimes.

Hablar, expresar lo que se considera necesario para la buena marcha de los asuntos nacionales, se convierte en una obligación ciudadana a la que nadie puede renunciar.

Con esta conciencia es que abro mi “blog”, una nueva forma de dirigirme a mis amigos y lectores, para ofrecer mi opinión, sujeta a todas las críticas posibles, en busca de caminos democráticos que permitan un mejor tránsito hacia un futuro más aceptable para todos los mexicanos.

Inicio este espacio con artículos de opinión que he escrito en el pasado reciente y que siento que tienen aun vigencia e iré construyendo mi colaboración con las reflexiones que cotidianamente vayan surgiendo.

Espero ser un elemento de suma en el camino del esfuerzo común y recibir de Ustedes sus opiniones más sinceras.

 

Atentatemente.

Javier Jiménez Espriú.